Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FacebookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.elkiosko.com.mx/ >Grandes mujeres en la historia.>Madre Teresa de Calcuta>El llamado del Señor
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

El llamado del Señor

Un día, el 10 de septiembre de 1946, La Madre Teresa realizaba una viaje de Calcuta a Darjeeling con motivo de su retiro anual; durante su trayecto de una manera que nunca explicaría, la sed de amor y de almas se apoderó de su corazón y el deseo de saciar la sed de Jesús se convirtió en la fuerza motriz de toda su vida.

Pasaron varias semanas y meses, tiempo en el que mediante locuciones interiores y visiones, Jesús le reveló el deseo de su corazón de encontrar "víctimas de amor" que "irradiasen a las almas su amor". "Ven y sé mi luz", Jesús le suplicó. "No puedo ir solo".

El Señor le reveló su dolor por el olvido de los pobres, su pena por la ignorancia que tenían de Él y el deseo de ser amado por ellos. Le pidió entonces a la Madre Teresa que fundase una congregación religiosa, "Misioneras de la Caridad", dedicadas al servicio de los más pobres entre los pobres. Asi pasaron casi dos años de pruebas y discernimiento antes de que la Madre Teresa recibiese el permiso para comenzar.

Un 17 de agosto de 1948 fue que ella vestida por primera vez con el sari blanco orlado de azul, deja su amado convento de Loreto para entrar en el mundo de los pobres.

Antes de comenzar con su nueva misión, tomó un breve curso con las Hermanas Médicas Misioneras en Patna, luego volvió a Calcuta donde se alojó temporalmente con las Hermanitas de los Pobres. El 21 de diciembre realiza su primer recorrido por los barrios pobres. Durante su visita, estuvo con varias familias, lavó las heridas de algunos niños, se ocupó de un anciano enfermo que estaba extendido en la calle y cuidó a una mujer que se estaba muriendo de hambre y de tuberculosis.

Y asi el día a día de la Madre Teresa iniciaba en comunión con Jesús a través de la Eucaristía, enseguida salía de casa con el rosario en lmano, para encontrar y servir a Jesús en "los no deseados, los no amados, aquellos de los que nadie se ocupaba". Después de algunos meses comenzaron a unirse a ella, una a una, sus antiguas alumnas.

El 7 de octubre de 1950 fue establecida oficialmente en la Archidiócesis de Calcuta la nueva congregación de las "Misioneras de la Caridad", cuyo trabajo inicial fue el de enseñar a leer a los niños pobres de la calle.

Al inicio de los años sesenta, la Madre Teresa comenzó a enviar a sus Hermanas a otras partes de India. El Decreto de Alabanza concedido por el Papa Pablo VI a la Congregación en febrero de 1965, animó a Madre Teresa a abrir una casa en Venezuela, la cual fue seguida rápidamente por las fundaciones de Roma, Tanzania y en todos los continentes. A lo largo de 10 años abrió casas en casi todos los países comunistas, incluyendo la antigua Unión Soviética, Albania y Cuba.

Gracias a su empeño, dedicación y constancia, la Madre logró que se abrieran centros para atender leprosos, ancianos, ciegos y personas que padecían SIDA, de igual manera se fundaron escuelas y orfanatos para los pobres y niños abandonados.

Para 1963, fundó los "Hermanos Misioneros de la Caridad", en respuesta a las necesidades físicas y espirituales de los pobres.

En 1964, durante la celebración del Concilio Vaticano II, el Papa Pablo VI viajó a Bombay para la clausura del Congreso Eucarístico. Era la segunda vez que un Papa volaba como peregrino y menos se imaginarian que fuese a la India. Al despedirse de los millones de indios en el aeropuerto, el Papa anunció: "Antes de dejar la querida India, deseamos ofrecer nuestro coche blanco a la Madre Teresa, superiora general de las Misioneras de la Caridad, para ayudarla en su misión universal de amor". La Madre Teresa lo recibió agradecida, posteriormente lo vendió para beneficio de sus pobres.

Otras congregaciones formadas por la Madre Teresa fue en 1976 al fundar la "Rama contemplativa de las Hermanas", en 1979 los "Hermanos Contemplativos" y en 1984 los "Padres Misioneros de la Caridad".

Creo también los "Colaboradores de Madre Teresa" y los "Colaboradores Enfermos y Sufrientes", donde congregó a personas de distintas creencias y nacionalidades con los cuales compartió su espíritu de oración, sencillez, sacrificio y su apostolado basado en humildes obras de amor.

Este espíritu inspiró posteriormente a los "Misioneros de la Caridad Laicos" y en respuesta a las peticiones de muchos sacerdotes, La Madre Teresa inició también en 1981 el "Movimiento Sacerdotal Corpus Christi" como un"pequeño camino de santidad" para aquellos sacerdotes que deseaban compartir su carisma y espíritu.

Su familia y formación religiosa | La "Oscuridad" en la que vivia la Madre Teresa

Madre Teresa de Calcuta
Grandes mujeres en la historia.

Política de Privacidad Contacto