Logo Clubplaneta
Compártenos
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.elkiosko.com.mx/ >Grandes mujeres en la historia>La chatarra convertida en arte por Feliza Bursztyn>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

La chatarra convertida en arte por Feliza Bursztyn

feliza bursztyn rzeznik

Nació en Bogotá, Colombia el 8 de septiembre de 1933. Sus padres Jacobo Busztyn y Chajale Rzeznik eran judíos de origen Polaco.

Inició su bachillerato en Bogotá y lo terminó en Nueva York, donde realizó estudios artísticos en el Art Students League.

En 1952 contrajo matrimonio con Larry Lawrence Fleischer, padre de sus tres hijas: Jeannie, Bethina y Michelle. Salió del país por un espacio de dos años, a su regreso a Bogotá se divorció, lo que desató fuertes enfrentamientos con su padre y profundas rupturas con la colonia judía.

En 1957 viajó a París junto al poeta Jorge Gaitán Durán, allá estudió escultura en la Academia Grande Chaumière, donde tuvo como maestro al escultor cubista Ossip Zadkine.

Luego de un año regresó a Colombia, cuando cayó la dictadura del general Rojas Pinilla en 1958 e hizo su primera exposición individual en la Galería el Callejón.

la chatarra convertida en arte

Posteriormente realizó otro viaje a París donde conoció al escultor francés César Baldaccini; con él aprendió a fundir y a trabajar con materiales no convencionales como la chatarra.

En 1960 se instaló en el garaje de la fábrica de telas de su padre, ahí cobraron vida sus primeras esculturas; Feliza le daba un valor estético a algo que ya no se utilizaba. Desarrolló una gran cantidad de obras con chatarra, pasando de trabajos sencillos como conglomerados de ruedas, aros, tuercas y láminas, poco soldados en torno a un eje vertical, a productos mucho más complejos.

Además de la chatarra, utilizaba acero inoxidable, motores y telas rasgadas para crear sorprendente esculturas con movimiento y sonido. Cabe destacar que fue una de las pioneras de la instalación y espacios ambientales en América latina.

obras de feliza bursztyn

Con sus creaciones, participó tres veces consecutivas en el XVII Salón Nacional entre 1962 y 1964, obtuvo el primer premio en escultura con su obra "Mirando al Norte", en 1965.

Un año después, obtuvo el primer premio en el Salón Intercol de Artistas Jóvenes, realizado en el Museo de Arte Moderno de Bogotá.

Destacan también los diseños que hizó para teatro, siendo el más memorable la adaptación de Kepa Amuchástegui "El cementerio de Automóviles" en 1965. La obra fue escrita por el dramaturgo español Fernando Arrabal, ésta se desarrollaba en un depósito de chatarra post-apocalíptico.

En 1967 fue seleccionada por el comité encargado del monumento a Alfonso López para realizar una escultura en la Universidad Nacional en homenaje al expresidente y en conmemoración del centenario de la institución. La propuesta que presentó causó tal controversia que la escultura no se pudo realizar sino 42 años después.

histéricas por feliza bursztyn

El 29 de febrero de 1968 exhibió su serie "Histéricas" durante la inauguración del Museo de Arte Moderno de Bogotá. La obra representaba un grupo de esculturas animadas por un motor de tocadiscos, que producía movimientos convulsivos. Con ese trabajo ganó el XIX Salón Nacional de Artistas.

Para el año de 1972, en la Bienal de Medellín, Feliza exhibió por primera vez sus "Camas" y un año más tarde diseñó las oficinas de Par Publicidad en Medellín por encargo de Luis de Zuleta y del poeta nadaísta Amílcar Osorio.

Inspirada en Ghandi, le rinde homenaje con una serie de esculturas que se encuentran en la carrera Séptima con calle Cien, en Bogotá.

obra camas

En 1974 presentó nuevamente sus "Camas" en el Museo de Arte Moderno de Bogotá en un recinto oscurecido, con música de la compositora vanguardista Jacqueline Nova Sondag. En seguida es el turno de "Andromeda" y el mural "La Última Cena" (1975- 1976), éste último fue compuesto por doce mil cubiertos aplanados y pegados con soldadura de punto a 276 paneles de variadas dimensiones; este trabajo fue realizado para la sede del SENA en Bogotá, ubicada en la carrera 30 con calle 14.

El 5 de abril de 1979, abre la muestra "Baila Mecánica" en la Galería "Garcés Velásquez", y más tarde en el Museo de Arte Moderno "La Tertulia", y en ciudades extranjeras como Varsovia, Cracovia y La Habana. La "Baila Mecánica" incluía una serie de siete personajes construidos a partir de varillas de hierro, motores desechados cubiertos por telas pintadas a mano.

Durante este tiempo se hicieron más notorias las tendencias feministas alrededor del mundo, por lo que Feliza aprovechó para expresar lo dificil que era ser mujer y escultora. Mediante una entrevista comentaba que quizás podría ser tomada en cuenta cuando la gente pensara: "A lo mejor esa loca hace cosas interesantes". Y creo que esto funcionó", afirma.

escultora feliza bursztyn

A principios de los años 80s realizó varias esculturas, las cuales se presentaron póstumamente.

En los inicios de julio de 1981 realizó su última exposición "Dos Escultores colombianos Feliza- Negret" en la Habana.

Pocos días después de su llegada de la Habana y bajo el gobierno de Turbay Ayala, una patrulla del ejército llega a su casa con una orden de allanamiento. Feliza, quien se encontraba en compañía de su esposo el ingeniero químico Pablo Leyva, fue detenida y trasladada a la Brigada de Institutos Militares para un interrogatorio, ya que supuestamente encontraron material considerado como prueba de que la escultora era un enlace entre la guerrilla del M-19 y el gobierno cubano. Allí permaneció once horas.

feliza exiliada en méxico

Dos días después, el 27 de julio, recibió la citación de un juez militar. Éste la acusó formalmente de tenencia ilegal de armas, le informó que de acuerdo con la normatividad vigente ello significaba cinco años de cárcel. Finalmente se le ordenó que se presentara nuevamente en su despacho después de dos días.

A Feliza no le quedó otra alternativa que pedir asilo en la Embajada de México, donde se refugió hasta el 5 de agosto. Su esposo se quedó en Bogotá mientras que su madre, sus tres hijas y su hermana vivían en Estados Unidos, Feliza quería reunirse con su familia pero le fue negada la visa.

Durante su asilo en México, vivió en la casa de Gabriel García Márquez hasta que fue becada por el Ministerio de Cultura de Francia para poder continuar con su trabajo.

Su estado de salud se deterioró cuando estaba exiliada, posteriomente viajó a París a mediados de octubre, pasó el año nuevo en la casa del pintor Saturnino Ramírez, en compañía de Luis Caballero y otros amigos.

El 8 de enero de 1982, García Márquez los invitó a comer, ya que él regresaba de un viaje a España. Feliza fue al apartamento de Gabriel García Márquez y de allí salió para el restaurante en compañía de Pablo Leyva, Mercedes Barcha, Enrique Santos Calderón y María Teresa de Santos. Sentada en la mesa, en compañía de sus amigos, falleció de un infarto fulminante.

Al respecto García Márquez dice "Se murió de tristeza a las 10.15 de la noche (...) no había acabado de leer la carta para ordenar la cena, cuando inclinó la cabeza sobre la mesa, muy despacio, sin un suspiro, sin una palabra ni una expresión de dolor, y murió en el instante. Se murió sin saber siquiera por qué, ni qué era lo que había hecho para morirse así, ni cuáles eran las dos palabras sencillas que hubiera podido decir para no haberse muerto tan lejos de su casa". Días después, sus restos regresaron a Bogotá donde fue sepultada.

Por su parte, el gobierno colombiano nunca se retractó de la acusación que realizó.

Fuentes:

www.banrepcultural.org

www.elpais.com.co

www.es.wikipedia.org

www.buscador.com.mx

www.semana.com

Política de Privacidad Contacto