Logo Clubplaneta
Compártenos
FacebookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.elkiosko.com.mx/ >La pareja>Adopción, una opción para convertirse en padres>Ya tenemos a nuestro hijo, ¿y ahora que?
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Ya tenemos a nuestro hijo, ¿y ahora que?

Una vez finalizado el proceso jurídico la adopción se caracteriza por los siguientes rasgos:

- Una vez finalizado los trámites, los padres tienen exactamente los mismos derechos y las mismas obligaciones que los demás padres tienen con sus hijos.

- Los padres adoptivos son padres de sus hijos en todos los efectos. Ni los adoptantes ni los padres biológicos pueden pedir que "se deshaga" la adopción.

- En todo proceso de adopción intervienen profesionales y organismos oficiales. Su misión es asegurar tanto que los adoptantes están bien informados y preparados para asumir el reto de ser padres, como que la adopción responda realmente a los intereses del niño.

- Las adopciones no-legales no son adopciones, ¡son tráfico de niños!.

Fomentando lazos con un hijo adoptado

- Atendiendo amorosamente las necesidades de su hijo el apego se irá dando de forma natural, cada vez que se le acuna o consuela el bebé o niño aprende a confiar y a querer a su cuidador.

- En un niño mayor es algo similar pues cada vez que sus padres le dan lo que necesita y le tratan con respeto y cariño, se van creando y fortaleciendo los lazos que les unirán de por vida.

- Dedícale a tu hijo atención exclusiva y disfruta de ello. Esos momentos son la base de las relaciones de cariño y afecto.

- Múestrale tu cariño con caricias, al principio los abrazos y las señales físicas de afecto tendrán que ser más cortas de lo que te gustaría ya que te estas ganando su confianza. Si se resiste no lo fuerces; busca ocasiones breves pero frecuentes de contacto físico que le resulten agradables.

- Al hablarle mírale a los ojos, imitar muecas propician la ocasión de establecer un contacto visual agradable para ambos.

- Darle de comer de tu mano a la boca es también una manera de establecer una proximidad positiva.

- Préstale mucha atención cuando se caiga o se haga daño. Tal vez el niño esté acostumbrado a que nadie le haga caso y no reclame cuando algo le incomoda, demuéstrale que ahora sí tiene quién se ocupe de él.

Procedimiento legal para la adopción | Adopción, una opción para convertirse en padres
La pareja

Política de Privacidad Contacto