Logo Clubplaneta
Compártenos
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.elkiosko.com.mx/ >La pareja>Violencia doméstica en los hombres>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Violencia doméstica en los hombres

violencia doméstica en hombres

Estamos acostumbrados a escuchar y leer por todos los medios acerca de la violencia en contra de la mujer. Una situación desagradable y muy común en nuestra sociedad. Pero, por desgracia, existe el otro lado de la moneda: hombres violentados que se han mantenido en silencio al no querer desafiar aquellos estereotipos machistas que no permiten su vulnerabilidad. Tal situación se ha vuelto un problema social recurrente del que pocos saben y muchos callan. No dejes de leer.

Los números no mienten

1 de cada tres víctimas de 
 violencia, son hombres

Quizá te sorprenda saber que en Estados Unidos el 88% de los homicidios registrados en el año 2015 fueron cometidos hacia hombres, mientras que en México fueron registrados más de 18 mil muertes de este tipo en el mismo año. (Excelsior). Además, en el estado de México, en 2014, se reportaron 93 casos de hombres violentados por sus parejas y según algunos terapeutas, se estima que una de cada tres víctimas de violencia doméstica son hombres.

Y aunque se trata de algunos ejemplos y cifras públicas, el problema de los hombres maltratados aún se mantiene al margen, sin llegar a socializarse. Al contrario, sigue representando una anomalía, ya que, en la mayoría de los casos, los hombres son mucho más fuertes que las mujeres, resultado desconcertante una agresión por parte de ellas.

Un hombre no debe llorar

un hombre no debe llorar

Como ya se mencionaba en un principio, el bajo abordaje de este tema gira en torno a la concepción que se tiene del hombre, pues no se le permite demostrar sus sentimientos y se le caracteriza por ser violento, rudo y con tendencia a defenderse.

Debido a ello, el apoyo que se le da en situaciones violentas es relativamente menor que el que se le otorga a una mujer, comúnmente victimizada. Incluso podemos ver videos de experimentos sociales en los que un hombre maltrata a una mujer públicamente y la gente se acerca a defenderla, mientras que, en una situación contraria, sólo existen meros espectadores que no intervienen en absoluto.

Tipos de violencia y perfil psicológico de la víctima

tipos de violencia hacia el hombre

La violencia como tal puede ser de tipo física y emocional, predominando en un 40% esta última, sobre todo en noviazgos adolescentes.

Por otra parte, según investigaciones, el maltrato en hombres suele ir escalando poco a poco, es decir, se comienza con conductas controladoras y posesivas (en cuestiones de dinero, salidas, celos, etc.). Después se presentan amenazas, insultos, chantajes, manipulaciones, desvalorizaciones y culpas; y finalmente, si no se ponen límites, se recurre a los gritos y las agresiones físicas.

Algunas mujeres, en la etapa de violencia física han llegado a usar como recurso cuchillos, tijeras y la plancha. Muerden, arañan, dan puñetazos, patean, empujan y dejan moretones. También se han reportado casos de hombres envenenados.

Se trata de una relación de dominio y sumisión en donde la voluntad de la mujer se impone totalmente y el hombre pierde su autonomía, su autoestima y su poder de decisión.

El perfil del hombre violentado sigue estos patrones normalmente:

perfil psicológico del hombre violentado

  • Suelen tener baja autoestima y poca validación de su persona.
  • Necesitan la aprobación de su pareja y en ocasiones la ven como una figura maternal.
  • Su pareja es quien se encarga de la mayor parte de los gastos del hogar.
  • Sufrieron de violencia en su pasado y consideran estos actos como una conducta normal.
  • Tienen una idea errónea del amor, convirtiéndolo en dependencia.
  • Fueron hombres muy sobreprotegidos que crecieron a costa de la ayuda de los demás.
  • Tras el maltrato, presenta ansiedad, estrés, problemas somáticos y se aleja de familiares y amigos.

Soy un hombre maltratado, ¿qué hago?

qué hacer ante la violencia

Ser víctima de una situación de violencia es muy difícil. En el caso de los hombres, al ser un tema poco reconocido, los obstáculos son mayores, enfrentándose a la incredulidad de la sociedad, a la falta de protección legal, a que se justifiquen los motivos de agresión de la mujer, la vergüenza de ser maltratado o el miedo a perder a sus hijos si es que los tiene.

A pesar de ello, cada vez hay más hombres que se atreven a hablar de su problema y buscarle una solución. Algunas de las acciones recomendadas en caso de sufrir violencia son:

  • Actúa desde la primera vez. Trata de poner límites desde el primer insulto o golpe. NUNCA recurras a la violencia, mejor enfrenta a tu pareja y déjale claro que no permitirás ese tipo de conductas.
  • Habla con alguien de confianza. Si la situación no para, busca a alguien con quien puedas conversar. No sólo te servirá para aceptar el problema, sino que te ayudará a desahogarte y te permitirá tener un testigo que pueda apoyarte en el futuro.
  • Sal de casa. Si vives con ella y no hay forma de detener el maltrato, márchate lo antes posible. En dado caso de que creas que tus hijos corren peligro, comunícate con la policía.
  • Reúne pruebas. Si hay violencia física, fotografía las heridas que puedas tener. Acude a un médico para atender las lesiones y para que actúe como testigo.
  • Denuncia. A pesar de que tengas un lazo emocional con esa persona, no dudes en acudir a las autoridades y denunciar. Puedes apoyarte además en un abogado especializado en temas de violencia de género hacia hombres.
  • Busca ayuda psicológica. Te ayudará a trabajar todas las dificultades asociadas a la violencia vivida, a reforzar tu seguridad, tu autoestima, a superar el duelo y a determinar nuevas metas. También puedes buscar grupos de apoyo de hombres que hayan pasado por situaciones similares.

violencia desde el noviazgo

Si sospechas o estás seguro (a) que tu hijo está viviendo una situación de violencia por parte de su pareja, habla con él de inmediato y ofrécele tu apoyo. Si te es posible aléjalo de esa persona y sigue las recomendaciones descritas con anterioridad.

Por último, es de suma importancia no subestimar las alarmas de violencia que puedan ir surgiendo desde las relaciones tempranas de noviazgo, pues muchas veces, los abusos trascienden a la vida adulta, volviéndose hábitos difíciles de erradicar y que empeoran con el tiempo. Es primordial prevenir la violencia en los núcleos familiares, pues las personas tendemos a reproducir consciente o inconscientemente lo que vemos y vivimos.

Autor: Alejandra Núñez. L.C.C.

Fuentes:

Terapia de pareja

Omicrono

BBC

Excelsior

Política de Privacidad Contacto