Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.elkiosko.com.mx/ >La pareja>Uno de los dos no quiere tener hijos>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Uno de los dos no quiere tener hijos

Entre los puntos importantes que deben hablarse durante el noviazgo es el de los hijos... ¿queremos o no tenerlos? y ¿cuántos?.

Si este tema lo posponemos para el momento del matrimonio o simplemente lo dejamos pasar suponiendo que la otra parte quiere lo mismo que nosotros, puede llegar a generarse un grave conflicto al darnos cuenta que estábamos equivocados.

Suponemos que cuando dos personas se aman hay una tendencia natural a querer tener un o varios hijos puesto que este nuevo ser representa el fruto de ese amor y unión, sin embargo no siempre es así, hay casos en lo que ambos o uno de ellos no desea convertirse en padre o madre.

¿Y por que no?

Para algunas personas el convertirse en padre o madre es una fase de su vida que desean experimentar y disfrutar pero para otros no, porque el rol de padres cambia aspectos de su vida que no están dispuestos a modificar.

Aspectos como:
- Hábitos en su vida como levantarse hasta tarde, salir los fines de semana, etc.
- Comodidades personales, gustos(viajar frecuentemente, poder usar un tipo de ropa, tener un determinado tipo de coche, etc)
- Desarrollo personal y profesional.
- Aspecto económico.

Otras razones que se interponen para rechazar la idea de convertirse en padres son inseguridades y temores por experiencias pasadas, sobre todo en la niñez ya que tal vez cuando fueron niños sufrieron rechazo, irresponsabilidad, exclusión por parte de sus padres y no quieren pasar por lo mismo otra vez. Asi también pueden influir matrimonios fallidos donde hay hijos.

¿Tiene solución ?

Al pensar diferente en la cuestión de los hijos se debe reflexionar profundamente, platicar con la pareja y mostrar comprensión, ya que ninguno de los dos esta obligado a ser padre o madre sino quiere, ni tampoco se puede obligar a una persona que desea ser padre o madre a no serlo.

En caso de que la decisión de no tener hijos sea temporal, acuerden esperar juntos el momento oportuno o poner un plazo.

Si el motivo es que no se siente preparado(a) entonces juntos comiencen un plan de preparación, hoy en día podemos encontrar amplia información de cómo alistarnos antes y con la llegada de un bebé; ahorrar y probablemente tomar unas horas extras en el trabajo o hasta cambiar de empleo para solventar los gastos que se presenten.

En el caso de que uno de los dos se niegue a tener hijos sin posibilidad a negociar es aconsejable buscar ayuda profesional y desde luego espiritual para llegar al motivo de esa negación y en el mejor de los casos sanar o aprender a manejarlo.

Si queremos solucionar el problema renunciando a ser padres por preferir estar con la pareja o viceversa puede llevar a la frustración y el resentimiento, elementos que hacen mucho daño tanto de manera individual como a la relación de pareja.

Y es que no se trata de suplantar una necesidad con otra, el amor hacia una pareja y un hijo son dos afectos diferentes y tan específicos que no pueden ser sustituidos uno por el otro.

No cometamos el error de....

Si una de la partes ya dejo claro que no quiere tener hijos, es un error tomar la decisión individual de ser padre o madre pensando que con el tiempo la pareja acabará encariñándose, eso no sucederá y sí puede provocar tanto el rechazo al hijo como la ruptura de la relación.

Un hijo no es la salvación a un matrimonio que esta en crisis. En ocasiones este intento provoca el efecto contrario ya que la pareja acaba por romper siendo el niño el más perjudicado, pues trás haber sido abandonada la mujer pierde interés en el embarazo y el hijo se convierte en no deseado.

Política de Privacidad Contacto