Logo Clubplaneta
Mi primer 
 tarjeta de créditoTrámite de tarjeta de crédito
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.elkiosko.com.mx/ >Sexología>Síndrome de Couvade>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Síndrome de Couvade

Cuando se está embarazada la futura madre espera además del bebé, la llegada de ciertos síntomas, algunos de ellos, no tan gratos pero que son comunes en este periodo. No obstante, no es la única persona que puede padecerlos, ya que, su pareja es capaz de desarrollarlos y sentirlos de igual manera que ella. A este fenómeno se le conoce como Síndrome de Couvade.

¿A qué se refiere el Síndrome de Couvade?

Se habla de Síndrome de Couvade cuando, en los padres (hombres), se manifiestan los típicos síntomas de embarazo al encontrarse su pareja en la espera de un hijo.

El término "couvade" proviene del vocablo francés "couver" que significa incubar o criar, por lo que el hombre siente lo mismo que su pareja en esta etapa.

Afecta, sobre todo, a padres primerizos y no sólo se trata de una cuestión psicológica, ya que estudios en el área demuestran que también puede provocar cambios en la producción de testosterona en el hombre, así como altos niveles de prolactina (hormona que estimula la producción de leche materna).

Las indagaciones realizadas al respecto indican que entre el 10 y el 65% de los padres que van a tener un hijo lo sufren.

Normalmente, los efectos de este síndrome comienzan a presentarse en el primer trimestre de gestación y finalizan con el parto. A excepción de algunos casos se prolongan, por lo que se debe acudir con un especialista.

¿Qué lo causa?

Ciertas investigaciones relacionan como causa los cambios hormonales de la mujer embarazada. Señalan que la mujer elimina señales químicas que su pareja detecta, provocando en él, una actitud protectora hacia ella y a la vez, su cuerpo toma todos los síntomas que ella posee, para que de cierta forma, acompañe a la madre de su hijo durante este periodo.

Otros estudios se basan en pruebas hormonales llevadas a cabo en varios hombres. Éstas consistían en proporcionarles a ellos un muñeco bebé envuelto en una cobija con el aroma de un recién nacido, para que lo sostuviera en brazos, al mismo tiempo que se le hacía escuchar el llanto de uno de éstos.

Posteriormente, se medían los niveles de prolactina y cortisol, observando en ellos un aumento notable. Con esto se llegó a la conclusión de que al sentir la presencia de un bebé, los hombres sufren cambios hormonales propios de las mujeres, cambiando su comportamiento.

Otra teoría más, apunta a que los síntomas se producen por causas como celos por el cambio de atención de la mujer a su hijo, estrés y miedo sobre todo por el aumento en los gastos y apatía de parte de la mujer a la hora de tener relaciones sexuales durante el embarazo.

En el plano psicológico se ha observado que el síndrome se presenta con mayor frecuencia en las parejas que esperan ansiosamente a su bebé, ya sea porque han experimentado un historial de pérdidas o dificultad para lograr que se concrete el embarazo. Por el contrario, también se da en casos en los que el bebé llega inesperadamente con lo que se vive en un estado emocional intenso.

Por último, se afirma que el síndrome aparece en las parejas más unidas y cariñosas.

Síntomas

Existen dos esferas de afección, la psicológica y la orgánica, por lo que este síndrome se manifiesta con síntomas psicosomáticos.

Algunos de los síntomas fisiológicos que el hombre experimenta son:

  • Náuseas y mareos.
  • Aumento de peso.
  • Calambres en las piernas.
  • Dolor de muelas.
  • Molestias abdominales parecida a contracciones uterinas.
  • Rechazo a ciertas comidas por su sabor.
  • Cansancio.
  • Presión arterial baja.
  • Dolores de espalda.
  • Hinchazón.
  • Antojos.

Y en el plano psicológico, los síntomas que se presentan en el período de "identificación" con su pareja son:

  • Mayor sensibilidad e irritabilidad.
  • Cambios de humor.
  • Estrés.
  • Celos.
  • Cabe mencionar que en algunos casos, los hombres sufren dolores cuando su pareja está en trabajo de parto y dando a luz.

Tratamiento

En relación al tratamiento, los doctores y psicólogos recomiendan que las parejas hablen periódicamente sobre el futuro bebé con el fin de aliviar los temores que el hombre, principalmente, siente ante la inminente paternidad.

Igualmente, se sugiere que el padre se involucre activamente en el embarazo y que la comunicación durante éste, sea indispensable, pues resulta fundamental mantener un diálogo abierto cuando se está a punto de convertirse en padres.

Las clases prenatales son también una buena opción para aliviar el síndrome, pues ayuda al hombre a ser parte activa y vital del proceso, tanto del embarazo como el del nacimiento.

Es importante que la pareja asista con un terapeuta que les ayude a canalizar los sentimientos de ansiedad y miedos frente al embarazo y la llegada del bebé.

Mi primer 
 tarjeta de créditoTramite de tarjeta de crédito

Selecciona la mejor tarjeta de crédito para tí

Política de Privacidad Contacto