Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.elkiosko.com.mx/ >La pareja>La lucha de poder en la pareja>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

La lucha de poder en la pareja

Se trata de la insistencia entre los miembros de una pareja por querer imponer sus ideas, por tener el control y decidir por el otro; tal actitud lleva a la perdida de libertad provocando la sumisión o la pelea que impiden la felicidad de ambos.

La vida en pareja es el comienzo de otra etapa en el ser humano; en la cual se deben acoplar la historia de vida más ideales y pensamientos de sus integrantes, sin embargo este proceso puede resultar muy difícil cuando uno de los miembros con la idea de que su forma de pensar, actuar y experiencia es lo mejor por lo que intentan imponerlo, el otro al oponerse y defender sus puntos de vista resulta en un gran conflicto.

Años atrás quien generalmente ocupaba el papel de dominada era la mujer, hoy la superación personal y profesional que ha alcanzado y que le permite estar al mismo nivel que el hombre, provoca que esta lucha por el poder sea aún más fuerte; ya que por un lado son más aspectos que acordar en la relación como los gastos del hogar y el cuidado de los hijos, y por el otro aunque muchos hombres tienen una nueva actitud ante la mujer moderna, aún hay quienes no dejan atrás el machismo.

Si la pareja no antepone a toda esta situación el amor que los unió en un principio y se muestran como personas honestas y humildes, la situación indudablemente llevará a las peleas constantes, a los reproches, insultos, desprecios e incluso a la agresividad; éstos factores seguramente acabarán con la relación y dejarán en cada uno sentimientos de soledad, odio, rencor, envidia, venganza, depresión y ansiedad.

Si bien es cierto que hoy hombres y mujeres se hallan inmersos un ambiente de igualdad, lo cual es muy viable en algunas circunstancias como en el campo laboral, social o político; en una relación de pareja es diferente, se requiere de esposos que se amen, convivan y formen una familia sana y perdurable no porque se hayan vuelto iguales, sino porque han aprendido a convivir y ser felices siendo distintos.

Hombre y mujer por naturaleza son diferentes y por lo mismo capaces de aportar valiosos elementos para que una relación sea fuerte y unida; el que ella o él tengan una profesión, gane más, tenga un mejor trabajo, tenga un carácter más fuerte, sea más frío, etc. no le da derecho a dominar al otro.

Evitemos que nuestra relación se convierta en un campo de batalla, procuremos buscar acuerdos y si creemos que tal o cual forma de pensar y actuar es buena para esa unión, entonces platícalo con tu pareja y trata de convencerla pero con argumentos válidos y sin olvidar el respeto y la justicia hacia el otro

Estos sencillos consejos también te pueden ayudar si crees que en tu relación reina la rivalidad:

  • No olvides decirle constantemente a tu pareja cuanto la amas y te importa.
  • No menosprecies los intereses de tu pareja, escúchala y apóyala.
  • Reconoce los éxitos de tu pareja.
  • Procuren ser personas más flexibles.
  • Mantengan y en su caso recuperen la confianza que se tienen uno al otro.
  • El respeto entre los miembros de la pareja es fundamental.
  • Es indispensable que sean solidarios(as) y colaboradores(as) con su pareja, sobre todo en las tareas del hogar y la educación de los hijos.
  • El estar casados no debe tomarse como una atadura, deben ser capaces de respetar el espacio, tiempos y actividades que le brindan libertad e independencia a cada uno.
  • Mantengan su círculo personal de amigos y anímense uno al otro para conservar esas amistades.
  • Respetan sus excentricidades y diferencias, sobre todo las de género.
  • Si tienen algun desacuerdo, resuélvanlo en vez de dejar que la situación empeore.
  • Si tu pareja tiene una crítica para ti, escúchala no la ignores, esta actitud les ayudará a un mayor entendimiento y modificación de la conducta y que a su vez les ayudará en su crecimiento y la mejora de la convivencia.
  • Traten de llegar a un acuerdo sobre quien decide en ciertas circunstancias, esto es porque sabe más del tema, porque está en el momento y lugar adecuado, porque tiene tiempo o simplemente porque es mejor o más cómodo para ambos.
  • Si creen que su relación ha llegado al límite, acudan con un especialista en busca de ayuda.
  • Las discusiones y los desacuerdos son muy comunes y hasta cierto enriquecen la relación de pareja, porque aún dentro de lo diferente que sea cada uno, el amor verdadero debe sobresalir para fortalecer y valorar más las semejanzas.

Política de Privacidad Contacto