Logo Clubplaneta
Compártenos
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.elkiosko.com.mx/ >La pareja>El baile como terapia de pareja>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

El baile como terapia de pareja

La rutina es uno de los peores enemigos de una pareja, poco a poco la van destruyendo sumergiéndola en el hastío, la distancia y el recelo.

Con simples cambios en nuestra vida diaria, que no requieren de gran cantidad de tiempo ni dinero se le puede derribar; y un ejemplo muy claro es el baile.

Bailar tiene bastantes ventajas tanto de carácter físico como psicológico y social.

A nivel de pareja es la herramienta perfecta para conseguir acercamiento, colaboración, complicidad, seducción.

Al ritmo de la música la pareja se sumerge en un momento exclusivamente para los dos donde hay entrega, acuerdo, sincronización; exactamente los mismos elementos que debe haber en una relación.

Los terapeutas de pareja, conscientes de lo que el baile les puede aportar, han incluido dentro de sus terapias sesiones de baile para promover el acercamiento y una comunicación donde intervienen todos los sentidos. Los especialistas a modo de coreógrafos invitan a la pareja para que a través del movimiento al son de la música se reconquisten, recuperar al ser querido, fortalezcan su unión.

Que tipo de baile elegir

Cada tipo de música al bailarla ejercita diferentes tipos de músculos, sin embargo el fin es el mismo: despertar la alegría, las ganas de vivir y el amor.

La pareja puede elegir el estilo que más le guste: La salsa, la cumbia, el merengue, el cha cha cha o el erótico tango; cada estilo es diferente pero todos necesitarán de interés, cierta agilidad, disciplina, disponibilidad y esfuerzo para poder ejecutar exitosamente sus piezas.

El tango por ejemplo es la perfección del baile de a dos, es la perfecta combinación de coordinación y estética.

La belleza de este baile está relacionada con la complicidad de la pareja que lo baila, con la intimidad que le da la sensualidad y pasión, sin las cuales no sería tango.

Para bailarlo se necesita entendimiento, ceder para acordar la coreografía que les acomode mejor a ambos, llegar a un acuerdo respecto de la pieza que bailarán, los pasos que incluirán. Una vez en orden todos estos elementos; la pareja podrá ejecutar cualquier tango, no importa si éste es arrabalero o de salón.

Otra opción es el danzón, género musical que te atrapa dicen las parejas que lo bailan continuamente; es un baile que despierta tu sensualidad para ofrecérsela al otro.

El danzón te permite olvidarte de todo y concentrarte solamente en ese entrelazado de manos, el abrazo y la mirada hacia tu pareja, provocando un encender del amor y la pasión por ella.


Sea un género u otro, como pueden darse cuenta el baile no sólo aporta beneficios al cuerpo y la mente; el corazón también sale beneficiado. Sintonízate con tu pareja, invítala a bailar y que el ritmo entre los dos perdure por siempre.

Política de Privacidad Contacto