Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.elkiosko.com.mx/ >La nueva Capadocia>Soy mujer, soy invencible y !Estoy exhausta!>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Soy mujer, soy invencible y !Estoy exhausta!

El libro más reciente de Gaby Vargas, como es su costumbre, está en los primeros 10 lugares de los libros más vendidos. Es un libro que queda como anillo al dedo para Capadocia, y su título lo dice todo: "Soy mujer, soy invencible, ¡y estoy exhausta!".

Si eres una mujer guerrera con una agenda llena que te pone a luchar los siete días de la semana, Gaby Vargas te habla acerca del "Yo mujer" y mi relación con los frentes en los que lucho día a día, llámense mi pareja, mi trabajo, mi familia, mi salud y por supuesto la relación conmigo misma.

Nos permitimos copiar un texto del sitio oficial de Gaby Vargas, donde presenta a los lectores su libro:

"Al regresar de un viaje por la República Mexicana , me da mucho gusto darme cuenta de que ya no hay profesiones exclusivamente masculinas: el capitán del avión es mujer; a la par, veo en el periódico la foto de una mujer nombrada general del Ejército Mexicano. Más tarde, noto con sorpresa que en el mariachi que ameniza la comida, quien toca el violin es mujer. Y así por el estilo, día con día la percepción y el hecho mismo de que hay jefas de Estado, científicas, astronautas, diputadas, policías y demás, va en aumento. ¡Qué maravilla! ¡Qué orgullo! ¡Claro que podemos! El éxito de una mujer es el éxito de todas.

Hoy es el tiempo de las mujeres. Nuestro tiempo. Es nuestro momento y nuestra oportunidad. También, nuestro gran reto. Las posibilidades de marcar una diferencia en el mundo en que vivimos son ilimitadas; las mujeres tenemos un gran poder, además de cualidades, dones, fortalezas y, sobre todo, una gran influencia en la vida de los que nos rodean.

Como la mayoría de las mujeres de mi generación, fui educada para creer que el verdadero poder viene del trabajo o de un título profesional, y así nos lo exigimos. Es un hecho que hoy en día nos fijamos muchas metas que compiten entre sí. Queremos ser "super poderosas": hacer todo perfecto, ser cultas, guapas, delgadas, estar a la moda, ser las mejores mamás, caminar con tacones de aguja, ser competitivas, tomar clases de todo, ganar bien, ser sexys, tener la casa linda, desarrollarnos internamente, ser interesantes, profesionales, tener nuestros pequeños placeres y, además, contar con tiempo para descansar. Sí, las mujeres tenemos hambre de tiempo.

Si sumamos todo el tiempo que requiere lo anterior, el día tendría que tener, exactamente, 42 horas, pero tiene 24 y nosotras solo una cantidad limitada de energía que dejamos repartida en pedacitos por todos lados. Difícilmente nos damos oportunidad para recargarla, lo cual nos lleva a un gran desgaste físico y mental. Por ende, estamos atrapadas en un juego difícil de ganar." Te sientes identificada, o tienes cerca de tí a una mujer que se identifique con el título del libro, regalate o regálale esta lectura donde Gaby Vargas te da sus consejos para recuperar el equiibrio en la vida.

Política de Privacidad Contacto